Lema del año

 

 

 

GUÍA DEL CARTEL (Lema 2018-2019)

Un Corazón, un Compromiso, una Vida

Año a año, el lema del curso, ha ido cristalizando en objetivos y valores concretos, recogiendo en una imagen viva y expresiva, el sentido que se quiere aportar a la vivencia de nuestra Misión educativa.

El diseño de este curso se centra en:

  • Una persona: Juan Bautista de La Salle, Santo y Fundador que mira agradecido su obra comenzada.
  • Un acontecimiento: Tricentenario de su muerte, el 7 de Abril de 1719
  • Un Proyecto: Las Escuelas cristianas para la educación de niños y jóvenes, en especial para los más pobres
  • Una vida: que desde un corazón creyente, responde a Dios, viviendo para los demás.

 

------------  ELEMENTOS del cartel   ------------

Desde el cartel original y el logo del Tricentenario

  • El número 300, que en cada una de sus cifras señala, recuerda, motiva con fuerza, eso que celebramos,
  • Figura central del fundador. Enmarcada con la fecha clave: 1719 – 2019
  • Diversos tipos de elementos; que muestran simbólicamente, diversidad de acciones, personas, edades e identidades; en el marco privilegiado de la Escuela, de la tarea educativa:

+ Lápices y libros que nos hablan de tradición, junto con una tablet y unos cascos, de innovación.

+ Cruz simbólica con estrella y siglas, que han definido la obra de los hermanos de La Salle (F, S, C)   y el movimiento juvenil à Fe, Servicio,  Comunidad- Fraternidad.

+ Balón que nos hace pensar en celebración, fiesta, compartir, juego (blancos y azules), alegría…

  • Un árbol que brota de Francia donde nace y muere La Salle. Muchas ramas y un tronco común. Expresa crecimiento, en la diversidad de la obra de La Salle, a lo largo de estos 300 años.
  • El Mundo que nos habla de universalidad, de sentido misionero, de expansión incesante de la obra por 80 países de los cinco continentes. Traspasa fronteras de tiempo y espacio y se proyecta en el futuro con nuevas posibilidades, para tantos niños, jóvenes y comunidades humanas.
  • La estrella de La Salle. Aparece en tres lugares del cartel: luz recibida… identidad compartida…estrella guía que ilumina con la fuerza de la Fe, nuestra tarea de educar y aprender.
  • El logo de nuestro centro. “La Salle - El Pilar”. Esa rama pequeña que tiende al conjunto desde elementos comunes y otros nuevos:

                                -  La Estrella de la Salle: amarilla. Invitación a buscar y compartir  la propia  luz e  identidad.

     - El Pilar de la Virgen, con la cruz, también destacada en el mundo. Llamada a la Evangelización, a  llevar como maestros, la buena noticia de Jesús; mirando a María experta educadora y a Juan Bautista de La Salle maestro de maestros.

    - Leyenda “La Salle El Pilar”: Dos Carismas, una Misión compartida en una Iglesia de comunión.

  • “DE LA SALLE…”, expresión que pone palabra al cartel, con doble lectura:

* De La Salle 300 años. Recorrido vital de su obra, desde su muerte en 1719 hasta hoy, y cuyo TRICENTENARIO nos disponemos a  vivir y celebrar.

* De la Salle…compartiendo sus valores, su identidad, su misión desde un triple lema:

+ Un CORAZÓNà (Fe) Lleno de Dios. Latiendo al ritmo de los acontecimientos.

+ Un COMPROMISOà (Servicio) encarnado y trasmitido como proyecto educador.

+ Una  VIDAà (Fraternidad) entregada, sembrada, compartida  y  proyectada en el futuro.

Nuestros Fundadores: Juan Bautista de La Salle y La Madre Esperanza Vitales  siguen vivos, porque no son estructuras lo  que nos dejaron; es vida entregada que se transmite en el tiempo aunque sus protagonistas iníciales ya no estén, y se ha ido encarnando en corazones comprometidos, con una  respuesta activa y vital: una entrega a su entorno para transformarlo, en   unas obras; educativas, misioneras, de servicio y promoción, socio-asistenciales…que  siguen  vigentes.

Hoy nos toca a nosotros hacer realidad sus proyectos, en medio de nuestra comunidad educativa, en medio de nuestro mundo, sabiendo que…

Somos de La Salle…

                                       ….de “La Salle - El Pilar” cuando

  • Nos acercamos a los más necesitados y nos dejamos tocar el corazón.
  • Nos comprometemos juntos, para que este mundo sea mejor.
  • Escuchamos a Dios y le vamos dando respuesta.
  • Miramos la realidad , por muy oscura que sea, con fe y esperanza
  • Cuando somos familia, comunidad…