SALPI (Asociación de tiempo libre)

·         El tiempo libre, si está bien planteado, es uno de los mejores contextos para facilitar la integración de jóvenes.

ü  Es un marco educativo no formal, en el que se llevan a cabo actividades y se dan situaciones diferentes a las escolares: existe una motivación especial para participar, produce placer y satisfacción personal, se favorecen las relaciones interpersonales entre los iguales.

ü  La metodología se basa principalmente en el trabajo en grupo. Este hecho facilita la interacción, ayuda a la socialización y al enriquecimiento de experiencias. Estas oportunidades para la interacción personal y social posibilitan el conocimiento mutuo entre niños/as y jóvenes. Además, favorece el aprendizaje de normas de comportamiento, la aceptación y respeto a la diferencia, y la solidaridad de manera distinta a como se aprenden en la escuela y la familia.

ü  Creemos que el mejor modo de llevar a cabo este proceso es a través de las asociaciones de tiempo libre, ya que estas entidades llevan a cabo una intervención continua, con unos objetivos educativos claros: fomentar el desarrollo personal y los cambios en valores y actitudes.

ü  Tienen, además, una relación inmediata y participativa con el entorno.

ü  La asociación goza de autonomía para elaborar sus propios objetivos y métodos.

 

LAS FUNCIONES DE LOS MONITORES EN LA ASOCIACIÓN DE SALPI SON:

– Conocer el ambiente, entorno y grupo en el que desarrolla su acción.

– Elaboración de actividades. Diseño de programaciones. Trabajo sobre metodología a seguir.

– Conocer y poner en práctica recursos (materiales, técnicos o personales) que impliquen la consecución de objetivos.

·         Reuniones de coordinación, seguimiento y valoración.

·         Diseño y ejecución de las actividades.

·         Fomentar el trabajo en equipo y la cooperación.

·         Potenciar las habilidades humanas y creativas del equipo.

·         Actuar en la resolución de conflictos.

·         Fomentar las potencialidades de cada uno.

·         Asesorar, orientar, aconsejar, supervisar, adaptar, reconducir, motivar, y en general estar alerta tanto del equipo de trabajo, como de la actividad y fundamentalmente de las personas que disfrutan de la actividad.

·         Llevar a cabo las actividades.

 

– Facilitar las relaciones interpersonales, potenciar la comunicación y crear un clima positivo en el grupo.

– Estimular la creatividad y la autogestión del grupo.

– Ofrecer seguridad y transmitir optimismo. Propiciar el disfrute y un ambiente distendido y amable.

Pero… ¿qué es ser monitor?

Ser monitor significa ser una persona abierta, acogedora, servicial, responsable y líder.

Abierta: una persona va por la vida observando su alrededor, analizándolo, tomando partido… Es una persona que acepta puntos de vista diferentes a los suyos, los critica, acepta la parte de verdad que tienen, acepta la diversidad… en definitiva está dispuesta a trabajar en grupo.

Acogedor/a: es amable, sabe callar, escuchar y hablar cuando cada momento lo precisa. Sabe sonreír, sabe ayudar, sabe hacer caso al que vive con él.

Servicial: sabe de sus calidades y las pone al servicio del grupo. Que está atento a lo que los demás pueden necesitar de él y que sabe sonreír.

Responsable: aprende a responder en situaciones que se le van presentando, sabiendo que no siempre la respuesta es correcta.

Líder: está atento a las necesidades del grupo, busca soluciones, las propone y las confronta con otras, aprende a armonizar las diferencias en el grupo y sabe sacrificar su persona o su opinión por el bien del grupo.

 Objetivos y planes del año

·         Trabajar por la educación integral de los jóvenes.

·         Organizar actividades en la localidad de Alfaro.

·         Organizar convivencias.

·         Potenciar las actividades de los sábados: talleres, juegos populares, ginkanas, salidas y excursiones, acampadas y deporte.

Todo ello supone:

1.      Aprender a vivir juntos (los monitores, los chicos/as y el entorno de Alfaro), con nuestro conocer, manera de pensar, ser y hacer.

2.      Crear un ambiente alegre en el que podemos relacionarnos los unos con los otros, sin marginar a nadie, ni hacer grupitos.

3.      Favorecer el desarrollo de las capacidades de cada uno y animar a los componentes del “centro juvenil” a compartir lo que somos y tenemos.

Los planes a desarrollar:

-Sobre la convivencia: compartir, participar, ayuda mutua, aprender a apreciar a todos, unidad de criterios entre los monitores, generosidad, respeto a los otros, y cumplir las leyes como signo de respeto.

-Sobre creatividad: participación activa, valorar lo que hacen los otros, tomar iniciativas, discernir entre lo justo e injusto e imaginar y expresar.

-Sobre corresponsabilidad: la ayuda mutua, la colaboración, la solidaridad, compartir, respetar la naturaleza, cuidado del material, limpieza personal y de locales y las leyes son para todos.